Viernes, 16 Febrero 2018 18:09

MÁS DE CIEN FAMILIAS DE ALTO BIOBÍO RECIBIERON SUBSIDIOS DE VIVIENDAS O DE AMPLIACIÓN Destacado

/Son casas con pertinencia cultural y desarrollo participativo/

Durante el miércoles 7 de febrero, 64 familias de todo Alto Biobío recibieron subsidios de viviendas rurales para construcción en sitio propio, y 47 obtuvieron un subsidio de ampliación y mejoramiento de la vivienda que ya les pertenece.

1

“Sin duda es un logro de nuestra administración, que trabajó en coordinación con Conadi, el Serviu, el Minvu y con el Gobierno de la Presidenta Bachelet en general. Gracias a estas gestiones, cientos de familias de Alto Biobío, sin discriminar entre pehuenche y no pehuenche, hoy pueden decir que son dueños de una casa propia. Esto no motiva para seguir trabajando por nuestra gente”, señaló el alcalde de Alto Biobío Nivaldo Piñaleo.

El evento contó con la presencia dle alcade Nivaldo Piñaleo, del delegado provincial (s) del Serviu Juan Mellado, miembros del H. Concejo Municipal, funcionario municipales y cientos de felices personas.

Los beneficiados de la comuna corresponden a 47 familias seleccionadas bajo la modalidad de MAVE (Mejoramiento y Ampliación de Viviendas Existentes) pertenecientes a comunidades Pehuenche de la Ribera del Queuco (Butalelbun, Trapa Trapa, Malla Malla, Cauñicu, Pitril, Villa Ralco, Callaqui) y 64 familias seleccionadas bajo modalidad de CSR (Construcción en Sitio Residente), pertenecientes a la comuna de Alto Biobío y distribuidas en los siguientes proyectos: Rural Biobío 1, Rural Biobío 2, Rural Biobío 3, Rural Queuco 1, Rural Queuco 2, Rural Queuco 3, Rural Queuco 4, Rural Queuco 5.-

“María Pavián, beneficiada con el Programa de Habitabilidad Rural, comenta emocionada la situación que viven actualmente y el futuro próspero que le espera con su vivienda pronta a construir. “Acá está más o menos, nos falta camino, puentes, acá no hay nada, vivimos más aislados y es difícil. La casa en la que vivo ahora está mala, no tengo piso, es de tierra, se filtra el agua y en el invierno parece un congelador. En la comunidad uno vive acá de lo que trabaja en la tierra o de los animalitos, otra manera no se puede sobrevivir en estas partes. Yo soñaba con tener una casa buena para no sufrir con el frio en el invierno para poder vivir mejor, eso es lo que uno espera. Cuando se construya mi vivienda vamos a vivir mejor, no sufriremos tanto, ni mis niños se van a enfermar tanto, nos va a cambiar la vida y saldremos de este sufrimiento Es primera vez que tengo un subsidio, Chaltumay”.

Las viviendas a ampliar contemplan proyectos de ampliación de dormitorio, mejoramiento de baño, cocina, además de recinto complementario, por otra parte cuenta con la particularidad de mejoramiento de eficiencia energética. Permite a su vez exención de ahorro a las personas adultos mayores con un 40% de vulnerabilidad en el registro social de hogares.

Las viviendas a construir son de un piso, la Base con 68,61 m2 útiles y la Grupo Familiar de 76,13 m2 útiles y contemplan una inversión de más de 2 mil millones de pesos.

Visto 171 veces